En este momento estás viendo La realidad que trae libertad.

La realidad que trae libertad.

Si un pensamiento te resuena, ¡atiéndelo! si un evento se repite por segunda vez en tu vida, es una nueva oportunidad en tus manos para entender el mensaje.

Llevaba semanas anticipando el mejor mes y el mejor cumpleaños ¡de mi vida!.

Sin embargo la realidad fue que comencé el año en cama con muchísimos malestares físicos y una fila de medicamentos para tomar.

Me da risa porque una de mis frases más repetidas del año pasado fue “mientras menos medicamentos tome mejor” , pero a veces no es lo que uno quiera, sino lo que necesita.

“Tu cuerpo pide descanso.”

Y sí, creo que cada malestar es una alerta, es un mensaje del cuerpo pidiéndote algo y estoy convencida que el mío necesitaba esta pausa para resetear muchas cosas y verlas con claridad antes de tomar acción. Esto, igualito me paso a inicios del 2019, un año que cambió por completo toda mi vida, año también en el que comencé a escribir para mi blog.

Estoy bien, más que bien.

Aunque la realidad no era como la imaginé, esta ocasión decidí ver las cosas como son y ahí esta la magia de cada aprendizaje, cuando la vives sin filtros, sin short cuts, sin miedo.

Así como abrazamos lo bueno, abrazamos lo malo.

La mente es tan poderosa que por mas que pasabanlos días y yo me sentía físicamente peor, ella siempre fue jugador fuerte y me mostró una parte de mi que no se daba por vencida, motivada a seguir por todas las las cosas tan increíbles que me faltan por vivir, que probablemente hoy ni siquiera puedo imaginar.

Pero por otro lado, hay realidades que pueden pegar tan duro que da miedo verlas, porque muchas veces no muestra cosas que no queremos aceptar; en ella pueden haber decisiones que hemos estado prolongando, o personas que ya no están o algo en nosotros que necesitamos re-pa-rar.

———

Esta realidad me trajo de nuevo aquí, a escribir.

Uno de mis propósitos de este año es cambiar la narrativa: Dejar de contar solo los hechos y empezar a contar cómo me siento ante ellos (ahí comienza mi proceso de ver la realidad).

¿Es posible crear cosas de la nada solo con poder imaginarlas?

Escuché hace poco, “es aquel con visión el que encabeza el cambio”.

Hoy, a mis 31 estoy convencida que soy todo lo que he sido capaz de permitirme ser y hacer. Sony la suma de mis decisiones y vivo una vida feliz, porque no me he dicho que no y vivir cosas que me han mostrado que mi realidad puede llegar a ser tan grande y tan especial como yo quiera.

Nunca dejo de cuestionarme:

¿Cuántas veces me he permitido comenzar a vivir eso que tanto quiero pero me daba miedo hacer?

¿Cuántas veces he sido causa de un efecto positivo en alguien más?

Tal vez no pueda salvar al mundo pero sí el mundo de alguien más.

Te mando un abrazo grande, vaya que he extrañado abrazar. Cuídate mucho, usa el cubre boca correctamente y por favor no hagas imprudencias.

Vive al máximo te mando todo mi amor.

– Jen.

Deja una respuesta